Una buena capacidad comunicativa es crítica en el experto de las redes sociales. Dado que su principal función consiste en gestionar una comunidad online implicando a los usuarios si no posee unas buenas dotes de comunicación online va a tener poco que hacer.

La segunda característica clave de este profesional es la empatía. Las redes sociales tiene que llevarlas un perfil empático, que sepa ponerse en la piel de los demás, y  siempre implicado en encontrar la mejor solución a las necesidades y los problemas de sus fans.

La moderación es otra de las características en la que las empresas se fijarán cuando quieran contratar a un Community Manager. Un perfil irascible e impulsivo puede hacer mucho daño a la marca ante las críticas de los usuarios. Jamás se debe intensificar el conflicto: el Community Manager es un trabajador más de la empresa que debe perseguir la solución de los problemas de los clientes.

Ser libre al sentir la confianza de la empresa al momento de realizar el trabajo es algo sin duda alguna gratificante. Ayudar al desarrollo de la empresa en su labor diaria es una de las cualidades del Community Manager.

Sus funciones:

  1. Crear y gestionar perfiles
  2. Escuchar el ruido social
  3. Hacer crecer la comunidad
  4. Distribuir contenido
  5. Sumarse a la conversación

Estas funciones se encuentran en el vivir diario de todo Community Manager, día a día se las va perfeccionando mediante lo cual uno va actualizando información en cuanto a su conocimiento.

 

Como ser un Community Manager

Anuncios